CASAS RURALES casas rurales

 

 COPLAS Y CANCIONERO POPULAR - NOMBRES

Varios1  Varios   Curas Oficios Familia Canciones
LugaresSierra

Cara   

Animales

Vino  

 

 

 

 

 

Adiós virgen del Rosario

adiós virgen del amor;

que entre gozos y suspiros

te llevas el corazón.

 

 

 

Esta noche también entra

el Santo Ángel de la Guarda;

que nos libre y nos defienda

y nos fortalezca el alma.

 

 

 

Esta noche también entra

el glorioso San Rosendo;

que nos libre y nos defienda

de las penas del infierno.

 

 

 

A Dios rogando

y con el mazo dando.

 

 

 

Cuando Dios quiere

con todos los aires llueve.

 

 

 

Dios al humilde levanta

y al orgulloso quebranta.

 

 

 

Dios consiente

pero no siempre.

 

 

 

Echar sin Dios la cuenta

es mala venta.

 

 

 

Más vale un pan con Dios,

que con el diablo dos.

 

 

 

No hay nada que a Dios se resista,

ni que se esconda a su vista.

 

 

 

Nunca llueve

hasta que Dios quiere.

 

 

 

Mocitas a San Blas

que no hay fiestecitas más.

 

 

 

El burro de Vicente

lleva la carga y no la siente.

 

 

 

Miguel de mi vida,

Miguel de mi corazón,

enséñame a bailar

con la punta y el tacón.

 

 

 

Dicen que Santa Teresa

guía a los enamorados,

Santa Teresa es muy buena

pero a mi no me ha guiado.

 

 

 

Bien sabe la rosa

en que mano posa:

el clavel, en la mano de Isabel

y la clavellina, en la de Catalina.

 

 

 

Por Dios Elena,

que aunque pariste

quedaste buena.

 

 

 

Tan fea es Juana

como su hermana.

 

 

 

Tras que la niña es fea,

la llamaron Timotea.

 

 

 

Miguel, Miguel,

no tienes colmenas y vendes miel.

 

 

 

Mi hijo Benito,

pierde una vaca

y gana un cabrito.

 

 

 

No las tiene Rodrigo

todas consigo.

 

 

 

¿Quiéres saber quién es Blas?

trátalo y verás.

 

 

 

Si quieres saber quién es Gil,

dale la vara de alguacil.

 

 

 

Asperas piernas tiene Elvira,

ásperas piernas y áspera vida.

 

 

 

La boda de Gil,

ocho danzantes

y sin tamboril

 

 

 

Virgen del Henar

unos vienen por verte,

y otros por robar.

 

 

Viva San Antón

Santo que no bebe vino;

lo que tiene San Antón

a sus pies es un cochino.

 

 

 

En casa del tío Vicente,

hay mucha gente, ¿qué pasará

Son las mocitas del pueblo

que con los mozos quieren bailar.

 

 

 

Unos dicen que las Juanas,

otros que las Isabeles;

yo digo que las Marías

son la flor de las mujeres.

 

 

 

 

Una vieja más que vieja,

más vieja que San Antón,

se tiró un pedo en la iglesia

e hizo bailar el pendón.

 

 

 

Espatarráncate Genara.

que aquí mismo te la enclavo,

que cada vez que te veo

me salen chispas del nabo.

 

 

 

Quítate de esa ventana

cara de chorizo frito,

que le vas a dar un susto

a san Antonio Bendito.

 

 

 

Allá va la despedida

la que echó Cristo en el soto,

la que no tenga marido

que se venga con nosotros.

 

 

 

Que si San Juan supiera

cuando es su día,

el cielo con la tierra

se juntarían.

 

 

 

Las mujeres cuando paren

se acuerdan de san Agapito;

pero no se acuerdan de él

cuando tienen dentro el pito.

 

 

 

En la puerta de una iglesia

hay escrito con carbón:

todos piden para Cristo

y nadie da ni pa Dios.

 

 

 

Las mujeres cuando paren

se acuerdan de san Ramón,

pero no se acuerdan del santo

cuando están en la función.

 

 

 

Todas las mujeres tienen

en el ombligo una letra,

y un poquito más abajo

san Juan con la boca abierta.

 

 

 

Cuando se murió el tío Pedro

lloraba la tía María;

porque tenía entre la pierna

lo que a ella la divertía.

 

 

 

 

Dicen que ha ido a Madrid

la hija del tío Virutas;

y que se ha puesto a trabajar

en una casa de putas.

 

 

 

 

Aunque a puñaladas muera

y a tiros me hagan el hoyo,

no te tengo que olvidar

carita de San Antonio.

 

 

 

Abre la puerta María

que te traigo el aguinaldo:

es una morcilla caliente,

Sopla que viene quemando.

 

 

 

En mi pueblo las mozas

que son solteras;

rezan a San Antonio

pidiendo guerra.

 

 

 

Ese señor Honorio

que tanto humor tiene,

mejor estaría contando

los pelos que tiene una liebre.

 

 

 

En casa de doña Justa

a entrado un hombre a deshoras;

si eso hace doña Justa

¿qué hará doña Pecadora?.

 

 

Desde que vi a Lucía

muero de acedía;

desde que no la veo

muero de deseo.

 

 

 

En casa de Gonzalo,

más manda la gallina que el gallo.

¿Por qué quieres a la fea Andrés?

por el interés,

¿y tu Pascual?

por el capital.

 

 

Turismo activo y de aventura Guia y portal sobre turismo activo y de aventura en España